Junta Electoral Central - Portal

Acuerdos por sesiones

Logotipo de la Junta Electoral Central
Versión para imprimir

Acuerdos de la Junta Electoral Central

Sesión JEC: 04/06/2024

Núm. Acuerdo: 197/2024

Núm. Expediente: 293/1675

Autor: Sr. Representante del Partido Socialista Obrero Español

Objeto:

Recurso interpuesto por el Partido Socialista Obrero Español contra el Acuerdo de la Junta Electoral Provincial de Almería 27 de mayo de 2024, en relación con el programa La Tertulia emitido en Interalmería Televisión, S.A. el día 22 de mayo de 2024.

Acuerdo:

1.- El representante provincial del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) presenta recurso contra el Acuerdo de la Junta Electoral Provincial de Almería, de 27 de mayo de 2024, que desestimó su reclamación contra Interalmería Televisión SA, por la emisión del 22 de mayo de 2024, a las 22:30, del programa La Tertulia. Dicho programa, a juicio del recurrente, en su contenido y en su editorial, careció de objetividad, fue tendencioso y partidista respecto del Presidente del Gobierno e incluyó insultos al Ministro de Transportes, lo que en su opinión supuso una vulneración del artículo 66 de la LOREG.

En el recurso incluye determinadas reseñas de expresiones utilizadas por algunos de los participantes en la tertulia, que se pronunciaron al hilo de determinados vídeos relativos a intervenciones del Presidente o de miembros del Gobierno o del PSOE.

Solicita que se declare la vulneración del artículo 66 de la LOREG y que se retire el programa de su página web y de la plataforma digital Youtube, así como la incoación de expediente sancionador contra sus responsables.

2.- La representación de Interalmería ha presentado alegaciones solicitando la desestimación de la reclamación. Explica que se trata de un programa de opinión en el que confluyen, abierta y pluralmente, opiniones de diversa y contrastada naturaleza. Añade que no hay inducción al error puesto que se trata de un programa de opinión que se acoge al derecho a la libertad de expresión de sus participantes. Afirma que el programa tiene una invitación abierta a todas las tendencias e ideologías y que el PSOE de Almería ha rehusado las continuadas invitaciones ofrecidas por Inter Almería Televisión para participar en ese programa. Respecto a la utilización de la palabra "primate" referida al Ministro de Transportes apunta que se hizo con el significado de prócer, líder o dirigente.

3.- La Junta Electoral Provincial de Almería desestimo la reclamación por entender que "tratándose de una tertulia no atenta contra ninguna dignidad, entra dentro del ámbito político, dentro de la libertad de expresión e información".

En su informe, del que se dará traslado a la formación recurrente, la Junta Electoral Provincial explica que la decisión se basó en que ni era un espacio informativo ni una entrevista o debate sobre una materia, sino un programa de tertulia donde los contertulios expresan libremente sus opiniones sobre la actualidad política, y en el que intervienen también personas ajenas a la profesión periodística. Añade que las opiniones vertidas revelan "una crítica, que podrá ser mordaz, incisiva y virulenta, pero, en todo caso, amparada por las libertades de opinión, expresión e información de las personas que intervienen en una tertulia que analiza la actualidad política".

4.- El artículo 66.1 de la LOREG establece lo siguiente:

"El respeto al pluralismo político y social, así como a la igualdad, proporcionalidad y la neutralidad informativa en la programación de los medios de comunicación de titularidad pública en período electoral, serán garantizados por la organización de dichos medios y su control previstos en las Leyes. Las decisiones de los órganos de administración de los referidos medios en el indicado periodo electoral son recurribles ante la Junta Electoral competente de conformidad con lo previsto en el artículo anterior y según el procedimiento que la Junta Electoral Central disponga."

En consecuencia, al ser Interalmería Televisión una televisión pública de carácter local, está obligada a respetar durante los periodos electorales en toda su programación los principios de pluralismo político, igualdad, proporcionalidad y neutralidad informativa.

En el presente caso, se trata de una tertulia en la que junto al director del espacio intervinieron un concejal de VOX y dos empresarios locales. El examen de las imágenes del programa permite advertir que, efectivamente, se trata de un programa de opinión y no de información, en el que esos principios consagrados por el artículo 66.1 de la LOREG deben conciliarse con el derecho fundamental consagrado en el artículo 20 de la Constitución, a la libertad de expresión y opinión de los participantes en el programa. Aun cuando se trate del programa emitido en un medio público, quienes participan en él conservan ese derecho fundamental.

5.- En relación con los límites del derecho a la libertad de expresión y opinión debe recordarse lo que tiene declarado la jurisprudencia constitucional. Así, ha señalado que "desde la STC 104/1986, de 17 de julio, hemos establecido que, si bien «el derecho a expresar libremente opiniones, ideas y pensamientos [art. 20.1 a) CE] dispone de un campo de acción que viene sólo delimitado por la ausencia de expresiones indudablemente injuriosas sin relación con las ideas u opiniones que se expongan y que resulten innecesarias para su exposición (SSTC 105/1990, de 6 de junio, FJ 4, y 112/2000, de 5 de mayo, FJ 6), no es menos cierto que también hemos mantenido inequívocamente que la Constitución no reconoce en modo alguno (ni en ese ni en ningún otro precepto) un pretendido derecho al insulto. La Constitución no veda, en cualesquiera circunstancias, el uso de expresiones hirientes, molestas o desabridas, pero de la protección constitucional que otorga el art. 20.1 a) CE están excluidas las expresiones absolutamente vejatorias; es decir, aquéllas que, dadas las concretas circunstancias del caso, y al margen de su veracidad o inveracidad, sean ofensivas u oprobiosas y resulten impertinentes para expresar las opiniones o informaciones de que se trate (SSTC 107/1988, de 8 de junio; 1/1998, de 12 de enero; 200/1998, de 14 de octubre; 180/1999, de 11 de octubre; 192/1999, de 25 de octubre; 6/2000, de 17 de enero; 110/2000, de 5 de mayo; y 49/2001, de 26 de febrero)» (STC 204/2001, de 15 de octubre, FJ 4)." (STC 232/2002, FJ4).

Igualmente ha afirmado que "especialmente cuando los afectados son titulares de cargos públicos, éstos han de soportar las críticas o las revelaciones aunque «duelan, choquen o inquieten» (STC 76/1995, de 22 de mayo) o sean «especialmente molestas o hirientes» (STC 192/1999, de 25 de octubre). Estos criterios jurisprudenciales de este Tribunal han sido muy intensamente refrendados en la STEDH de 15 de marzo de 2011 (caso Otegi Mondragón c. España, § 50), que afirma que los límites de la crítica admisible son más amplios respecto a los sujetos políticos, pues se exponen inevitable y conscientemente a un control atento de sus hechos y gestos tanto por los periodistas como por la masa de los ciudadanos; y que los imperativos de protección de su reputación deben ser puestos en una balanza con los intereses del libre debate de las cuestiones políticas, haciendo una interpretación más restrictiva de las excepciones a la libertad de expresión." (STC 79/2014, FJ8).

En aplicación de este criterio sostuvo en aquel supuesto que "las manifestaciones realizadas en los programas radiofónicos examinados se encuentran amparadas por la libertad de expresión, por cuanto que se enmarcan en un debate nítidamente público y de notorio interés, fueron pronunciadas por un periodista y se referían a la actividad de dirigentes políticos en cuanto tales, lo que amplía los límites de la crítica permisible, por tratarse de un debate de relevante interés general, lo que comporta un riesgo de que los derechos subjetivos de personas públicas puedan resultar afectados por dichas opiniones de interés general, pues así lo requieren el pluralismo político, la tolerancia y el espíritu de apertura, sin los cuales no existe sociedad democrática (en este sentido, STC 110/2000, de 5 de mayo, FJ 8 in fine, con cita de la STC 107/1988, de 8 de junio, FJ 2)." (STC 79/2014, FJ8).

6.- El supuesto examinado se refiere a una tertulia televisiva en la que un periodista, un concejal de VOX y dos empresarios locales manifiestan sus opiniones sobre diferentes asuntos de actualidad política. El medio aduce que se ha invitado a representantes de la formación recurrente que han declinado participar en dicha tertulia.

En lo que se refiere al contenido de las manifestaciones de los participantes en esa tertulia, como puso de relieve la Junta Electoral Provincial de Almería, no corresponde a la Administración electoral controlar los excesos que puedan producirse en el ejercicio de la libertad de opinión en un programa de esta naturaleza. La crítica política en esos programas es legítima, aunque sea "hiriente, molesta o desabrida", conforme a la jurisprudencia constitucional. No obstante, el límite se encuentra en el insulto o la utilización de expresiones vejatorias, que sean ofensivas u oprobiosas o resulten impertinentes para expresar las opiniones de que se trate.

De los términos vertidos en la denuncia únicamente suscita dudas la siguiente expresión del presentador del programa: "Vamos a escuchar este momento del Ministro primate del Gobierno de España, Óscar Puente...". Es cierto que el Diccionario de la Real Academia Española incluye como segundo significado del término "primate", el ser "personaje distinguido, prócer", derivado de su origen etimológico. Sin embargo, en el lenguaje ordinario, la utilización de este término referido a una persona tiene un indiscutible carácter vejatorio. Se da además la circunstancia de que quien lo pronunció fue el director del programa y no sus invitados. Por ello, esta Junta considera que la utilización de esta expresión en el programa examinado, referida a un ministro del Gobierno, y por quien además era el director del programa, supuso una vulneración del principio a la neutralidad informativa exigido durante los periodos electorales a los medios públicos por el artículo 66 de la LOREG.

Por ello, procede la estimación del recurso en este punto, así como la revocación del Acuerdo de la Junta Electoral Provincial de Almería, devolviendo el expediente a esta para que proceda a la apertura del correspondiente expediente sancionador.

En virtud de lo expuesto, se acuerda estimar parcialmente el recurso, declarando que la utilización de la expresión "primate" dirigida a un miembro del Gobierno por el director del programa examinado supuso una vulneración del principio de neutralidad informativa consagrado en el artículo 66 de la LOREG, revocando el Acuerdo de la Junta Electoral Provincial de Almería e instando a esta a que proceda a la incoación del correspondiente expediente sancionador. El medio deberá además retirar esa expresión de cualquier reproducción del programa en las redes sociales o en cualquier otro lugar.

El presente Acuerdo es firme en vía administrativa. Contra el mismo cabe la interposición de recurso contencioso-administrativo ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo en el plazo de dos meses desde su notificación, conforme a lo dispuesto en el artículo 12.3.a) de la Ley reguladora de la Jurisdicción Contencioso-administrativa.

De este Acuerdo se dará traslado por la Junta Electoral Provincial de Almería a los interesados.

Proceso electoral asociado:

Elecciones al Parlamento Europeo 2024

Descriptores de materia:

CAMPAÑA ELECTORAL - Irregularidades

MEDIOS DE COMUNICACIÓN PÚBLICOS

NEUTRALIDAD INFORMATIVA Y PLURALISMO POLÍTICO

   Volver